Quienes somos

Somos representantes de Cristo, en busca de las almas perdidas. Evangelizar y traer almas al conocimiento de Jesucristo es nuestro gran empeño.

 

Nuestra gran misión se proyecta hacia la solución de dos grandes problemas que afectan gravemente a nuestra sociedad: La ignorancia religiosa y la degradación moral.

 

Ignorancia religiosa: En esta área educamos a la persona con una enseñanza religiosa profesional y de carácter imparcial, que la capacita teológicamente, para que pueda reconocer que sólo en Jesucristo hay salvación y vida eterna, y pueda aceptarlo como su Salvador.

 

Aspecto moral: La persona, al ser educada por la Doctrina Cristiana, es capacitada de consiguiente, para renunciar a la incitación del pecado, el crimen, la violencia, el fraude, la delincuencia y la inmoralidad; lo cual se logra a través de una enseñanza que incluye un alto contenido de ética, en lo relacionado con la moral y la conducta social, cuya asimilación, mezclada con los efectos de la fe cristiana, convierte al individuo en un ente social de alta calidad humana.